LA COSA EST√Ā MUY NEGRA

ūüö®EXCLUSIVA: Marruecos se organiza militarmente para invadir Ceuta y Melilla

Nuestro vecino de √Āfrica del norte se estar√≠a rearmando con el fin de dise√Īar una ofensiva que les permitiera ocupar las ciudades espa√Īolas de Ceuta y Melilla.

Foto

Por Vito Quiles

Esta √ļltima semana, en Espa√Īa, todos los focos medi√°ticos se han situado en torno al conflicto b√©lico entre Rusia y Ucrania. Marruecos no ha sido una excepci√≥n y como el resto de pa√≠ses del mundo, ha seguido muy de cerca la guerra iniciada por Vladimir Putin y sobretodo la d√©bil y poco contundente reacci√≥n de la OTAN, que no ha servido para defender a Ucrania ni mucho menos para aplacar el belicismo.

Sanciones econ√≥micas, expulsi√≥n del mundial, de Eurovisi√≥n y restricciones que no han conseguido amilanar a Putin ni sus obsesiones de conquista. Espa√Īa, adem√°s, ha adoptado una postura totalmente tibia en cuanto a su respuesta frente a Rusia y se ha quedado sola en la decisi√≥n de no enviar armas a Ucrania para ayudar al pa√≠s a combatir al ej√©rcito ruso.

Todo esto ha sido contemplado por Marruecos como un efecto de debilidad frente a las adversidades militares de nuestro pa√≠s y ha animado a las autoridades del pa√≠s vecino a plantearse un posible ataque armado con el objetivo de conquistar las ciudades espa√Īolas de Ceuta y Melilla.

En el día de hoy, fuentes policiales y de la Guardia Civil situadas en la frontera de Ceuta, contaban al reportero Vito Quiles, que habían recibido amenazas, en forma de llamadas telefónicas, del país vecino para avisarles de que esta vez su plan sí funcionaría.

Marruecos es consciente de la debilidad militar de Espa√Īa en estos momentos, de que las ciudades que ans√≠an conquistar no se encuentran bajo el paraguas de protecci√≥n de la OTAN y de que nos gobierna un presidente no muy proclive a la defensa de las fronteras y que considera que invertir en defensa es un gasto superfluo o que el propio ministerio sobra.

Para llevar a cabo su plan, Marruecos estar√≠a reordenando su armamento y cambiando de lugar, a una zona m√°s pr√≥xima de Ceuta, los objetos militares fijos, seg√ļn hemos conocido en las √ļltimas horas.

Conocida esta informaci√≥n, el ataque a las ciudades espa√Īolas podr√≠a ser inminente.